movilidad, lesiones, cadera, esguinces tobillo, artrosis, osteoporosis cadera, fascitis plantar, flexibilidad, estiramientos, CÓMO GANAR MOVILIDAD EN CADERAS Y TOBILLOS. | Pilates Boadilla

CÓMO GANAR MOVILIDAD EN CADERAS Y TOBILLOS.

14th junio 2016

En el mundo del fitness nos olvidamos de la importancia de nuestros pies.

Lo importante que es trabajar descalzo para sentir sensaciones en nuestro principal apoyo que utilizamos al caminar, que son los pies.

trabajo de pies sobre balones de frnaklin

trabajo de pies sobre balones de Franklin

En Pilates Boadilla damos mucha importancia a la amplitud en los movimientos.

Por eso nos parece muy importante trabajar semanalmente con rangos de movimiento amplios siempre que no haya dolor.

Podéis ver un ejemplo en este video de Carlos Marín de EPCM Pilates Valladolid.

y podéis empezar a mover vuestras caderas de forma ordenada para evitar tener en un futuro problemas de movilidad en tobillos, que causarían fascitis plantar, esguinces de tobillos,… ocurriría lo mismo en nuestras caderas dando problemas a largo plazo de artrosis, osteoporosis y fracturas por mala calidad en le hueso entre otras lesiones.

Tener una buena flexibilidad de nuestros tobillos es fundamental para ejecutar correctamente ejercicios como la sentadilla profunda y ponerse de puntillas.

Necesitamos un rango de movimiento completo en la dorsiflexión del tobillo para realizar actividades de la vida diaria como levantarnos de una silla o alcanzar un objeto del suelo.

Se requieren unos 10º de dorsiflexión para caminar sobre una superficie con pendiente, bajar escaleras o arrodillarse, y unos 20º/30º para correr.

amplitud de movimiento en pies

amplitud de movimiento en pies

Los tejidos contráctiles, como el sóleo y el gastrocnemio, y los no contráctiles, como los ligamentos, capsula articular y hueso, pueden restringir el rango de movimiento de la dorsiflexión de tobillo.

Debemos valorar la manera en que tanto los músculos como las estructuras articulares contribuyen en la dorsiflexión del tobillo para determinar qué estructuras son las que pueden limitarnos la movilidad.

Como hemos dicho anteriormente, las estructuras no contráctiles, como los ligamentos y la capsula articular, también pueden limitar la movilidad del tobillo. Cuando hay restricciones en el movimiento posterior del talón dentro de la articulación talocrural (también llamada tibioperoneal astragalina), no puede realizarse el movimiento completo de dorsiflexión del tobillo. La movilización articular está indicada cuando hay restricciones en estructuras no contráctiles. Así pues, se cree que un mejor desplazamiento posterior del talón aumenta el rango de movimiento de la dorsiflexión cuando hay restricción capsular.

Fuentes:

Nicole L. Cosby, and Terry L. Grindstaff. Strength and Conditioning Journal. June 2012.

  1. Karas MA and Hoy DJ. Compensatory midfoot dorsiflexion in the individual with heelcord tightness: Implications for orthotic device designs. J Prosthet Orthot 14: 82– 93, 2002.
  2. Youdas J, Bogard C, and Suman V. Reliability of goniometric measurements and visual estimates of ankle joint active range of motion obtained in a clinical setting. Arch Phys Med Rehabil 74: 1113, 1993.
  3. Hertel J. Functional instability following lateral ankle sprain. Sports Med 29: 361– 371, 2000.
  4. Grindstaff TL, Beazell JR, Magrum EM, and Hertel J. Assessment of ankle dorsiflexion range of motion restriction. Athl Train Sports Health Care 1: 7–8, 2009.
  5. Grindstaff TL, Beazell JR, Magrum EM, and Hertel J. Stretching technique for restricted ankle dorsiflexion while maintaining subtalar joint neutral. Athl Train Sports Health Care 1: 50, 2009.
  6. Denegar CR, Hertel J, and Fonseca J. The effect of lateral ankle sprain on dorsiflexion range of motion, posterior talar glide, and joint laxity. J Orthop Sports Phys Ther 32: 166–173, 2002.
  7. Green T, Refshauge K, Crosbie J, and Adams R. A randomized controlled trial of a passive accessory joint mobilization on acute ankle inversion sprains. Phys Ther 81: 984–994, 2001.
  8. Pellow JE and Brantingham JW. The efficacy of adjusting the ankle in the treatment of subacute and chronic grade I and grade II ankle inversion sprains. J Manipulative Physiol Ther 24: 17–24, 2001.
  9. Vicenzino B, Branjerdporn M, Teys P, and Jordan K. Initial changes in posterior talar glide and dorsiflexion of the ankle aftermobilization with movement in individuals with recurrent ankle sprain. J Orthop Sports Phys Ther 36: 464–471, 2006.
  10. Whitman JM, Childs JD, and Walker V. The use of manipulation in a patient with an ankle sprain injury not responding to conventional management: A case report. Man Ther 10: 224–231, 2005.
  11. Tiberio D. Evaluation of functional ankle dorsiflexion using subtalar neutral position: A clinical report. Phys Ther 67: 955–957, 1987.
  12. Landrum EL, Kelln BM, Parente WR, Ingersoll CD, and Hertel J. Immediate effects of anterior-to-posterior talocrural joint mobilization after prolonged ankle immobilization: A preliminary study. J Man Manip Ther 16: 100–105, 2008.
  13. Collins N, Teys P, and Vicenzino B. The initial effects of a Mulligan’s mobilization with movement technique on dorsiflexion and pain in subacute ankle sprains. Man Ther 9: 77–82, 2004

Texto original de  

Fisioterapeuta apasionado del deporte. Experto en Control Motor y Método Pilates aparatos y suelo. Preparador y Acondicionador Físico (CSCS) por la NSCA

 

 

speak Your Mind