ayuda, Método, Pilates, evitar, mejorar, ciática, artrosis, degeneraciones, falta, movilidad, alineamiento, columna, posturas, cotidianas. EL MÉTODO PILATES PARA LA ARTROSIS Y CIÁTICA. | Pilates Boadilla

EL MÉTODO PILATES PARA LA ARTROSIS Y CIÁTICA.

2nd enero 2017

 

PILATES Y ARTROSIS

La artrosis es un trastorno del sistema esquelético que provoca de manera paulatina el desgaste de los cartílagos articulares. Se trata de una enfermedad degenerativa de las articulaciones, y se considera como un trastorno frecuente en la Tercera Edad porque su incidencia se incrementa con el avance de los años, aunque en realidad puede afectar tanto a jóvenes como a ancianos.

METODO PILATES PARA TERCERA EDAD.

METODO PILATES PARA TERCERA EDAD.

 

Es una patología que suele afectar a la totalidad de los cartílagos articulares (dicho cartílago es como una especie de ”funda protectora” que envuelve a los extremos de los huesos que intervienen en una articulación, y colabora amortiguando el roce entre ellos), aunque generalmente afecta con mayor intensidad a las articulaciones que soportan mayor peso (manos, rodillas, cadera, columna).

 

En cuanto a su tratamiento, en la actualidad no existe ninguno específico ni definitivamente curativo, pero es posible encontrar una amplia variedad de recursos para prevenir el avance de la enfermedad.

 

La clave para prevenir su aparición y reducir sus efectos consiste en mantener la movilidad y la estabilidad de las diferentes articulaciones del cuerpo, lo cual se logra practicando regularmente ejercicios de bajo o nulo impacto, integrales y equilibrados. Son pocos los sistemas de ejercicio que reúnen estas características, siendo el Método Pilates el más indicado entre todos ellos.

 

La técnica de Método Pilates es muy recomendada en casos de artrosis, ya que con ella se realizan ejercicios para favorecer el movimiento articular, irrigando y dando tono a los ligamentos, y drenando la articulación. De este modo se logra mejorar la estructura de sostén de la articulación, fortaleciendo y flexibilizando todos los grupos musculares que amortiguan la carga y así aliviar los dolores, mejorar la movilidad de la articulación afectada e incluso, revertir el curso deformante de la enfermedad.

 

Por ello, los ejercicios del Método Pilates, mediante sus movimientos suaves realizados de forma muy controlada, son una eficaz técnica de rehabilitación para los afectados por esta patología (previa aprobación médica).

 

 

PILATES Y CIÁTICA

El nervio ciático es el más ancho y largo del cuerpo; comienza en la pelvis, se dirige hasta la parte superior de los muslos, por los cuales continúa, y se divide en dos pequeñas ramas detrás de la rodillas, que van hasta los pies (su gran extensión lo hace más vulnerable a la presión o daño, provocando dolor). A su inflamación se le llama comúnmente ciática o lumbociática.

 

La ciática es la inflamación del nervio ciático, producida por un problema a nivel vertebral, por compresión de la raíz nerviosa, aunque en muchos casos puede producirse por una compresión muscular (contractura) en alguna parte de su recorrido. Provoca un dolor intenso que aparece de repente y nos incapacita para realizar movimientos simples y cotidianos. Estas molestias afectan al 80% de la población, pero se pueden prevenir y resolver con unos sencillos ejercicios.

 

El Pilates contribuye a eliminar las posturas forzadas, manteniendo la estabilidad y la posición correcta de la zona afectada, provocando un adecuado alineamiento vertebral.

 

La práctica del Método Pilates proporciona una reeducación postural muy efectiva, eliminando los malos hábitos adquiridos (que generan desequilibrios y patologías en la columna vertebral y que pueden ocasionar pinzamientos en el nervio ciático).

 

La mayor parte de los casos de ciática son reversibles con sencillas precauciones y cuidados para reducir el dolor y estimular la rehabilitación, y principalmente: mucha paciencia, ya que suelen necesitarse varias semanas para que la molestia haya desaparecido.

 

 

Fuente: Deporte Spain

speak Your Mind