Pilates, cancer, mama, estiramiento, pectoral, ganglios, ejercicio, deporte, salud, después operación pilates, propiocepción, movilidad. Método Pilates como Aliado en la Recuperación del Cáncer de Mama. | Pilates Boadilla

Método Pilates como Aliado en la Recuperación del Cáncer de Mama.

1st junio 2016

Cuando hablamos de los beneficios que aporta el Método Pilates, en realidad mencionamos en su mayor parte los propios del ejercicio físico. Al fin y al cabo, lo que desarrollo Joseph Pilates es una manera de organizar el ejercicio. Estructurado de una manera concreta, en un entorno determinado y dándonos como referencia una serie de ejercicios que se desarrollan en base a unos principios. Afortunadamente, hablamos de un método muy versátil capaz de adaptarse a cada persona y sus distintos objetivos. Esto lo hemos visto por ejemplo cuando hablamos de:

Entonces:  ¿Por qué no va a poder ayudar a mujeres tras una operacion de cancer de mama?

Exercise(edited)small

“Entre 10 y 19 horas de ejercicio por semana reduce el riesgo de cáncer de mama un 30%”

Lo útil no es la herramienta, sino el uso que le das. Pensar que el Pilates de por sí sirve para mejorar la salud de las personas, seria como pensar que es el bisturí el que te ha curado tras una operación. Sin duda que habra sido una herramienta indispensable, pero me da por pensar que algo de culpa tendrá el cirujano. De la misma manera, es el conocimiento del instructor a la hora de aplicarlo lo que hace que el Método Pilates pueda ser una actividad más o menos útil para según qué personas. Y esto es algo que nos habría gustado saber a todos antes de completar nuestra primera formación cuando caimos en la cuenta de tooodo lo que nos quedaba por aprender…

Hace un par de semanas me acerqué a la biblioteca central de Brisbane para recoger una biografía que llevaba tiempo con ganas de leer. Normalmente, cuando me acerco a la biblio, suelo poner en los buscadores “Pilates” por si hay algún libro nuevo, echarle un ojo. Y apareció lo siguiente: “Pilates for breast cáncer survivors”. Un libro muy interesante y muy práctico, ya que es una guía de cómo facilitar la recuperación y mejorar la movilidad en mujeres operadas de cáncer de mama a través del Método Pilates. Está basado en el conocimiento de sus dos autoras, ambas terapeutas ocupacionales con formación en Pilates y otras técnicas de movimiento, habiendo sufrido una de ellas la enfermedad y hablando de su experiencia personal y la de otras mujeres con las que han trabajado en su recuperación. Por ello, he pensado en citar  qué beneficios destaca de la práctica de la actividad física en general y el Pilates en particular, para recuperar la movilidad, la vitalidad y el ritmo normal tras una intervencion de este tipo.

¿Por qué se debe realizar ejercicio tras una operación de cáncer de pecho?

Según recoge el libro, la “American Cancer Society” en las recomendaciones sobre nutrición y actividad física, se aconseja que las personas que han padecido cáncer de mama deben evitar la inactividad y volver, tan pronto como sea posible, a la practica de actividad física tras la operación. Incluso aunque sigan en tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Recomiendan actividad física regular, entrenamiento de fuerza al menos dos veces por semana y alcanzar 150 minutos de ejercicio semanal. Además defiende que la actividad física regular en pacientes que han padecido cáncer de pecho tiene los siguientes beneficios:

  • Mejora del estado de ánimo.
  • Mejora de la condición física y el movimiento
  • Ayuda a construir una mejor imagen corporal.
  • Mejora la vida sexual.
  • Disminuye las situaciones de depresión.
  • Disminuye la sensación de fatiga.
  • Mantiene el buen estado óseo.
Pilates, cancer, mama, estiramiento, pectoral, ganglios, ejercicio, deporte, salud, después operación pilates, propiocepción, movilidad.

Pilates, cancer, mama, estiramiento, pectoral, ganglios, ejercicio, deporte, salud, después operación pilates, propiocepción, movilidad.

¿Qué beneficios aporta el Método Pilates tras una intervención de cáncer de mama?

En el libro se citan las experiencias de varias mujeres, una de ellas habla de cómo el Pilates le acompañó a lo largo de su enfermedad y en la recuperación tras las cirugías a las que se vio sometida. Y cita concretamente 12 beneficios:

  1. Puedes hacer Pilates en muy distintas posiciones: en tendido supino, prono o lateral. Así como de pie o sentado.
  2. Tanto los ejercicios, como los equipamientos que lo facilitan pueden modificarse y adaptarse a los distintos niveles y situaciones.
  3. Integrarás el movimiento del brazo del lado afectado con mayor facilidad, ya que los ejercicios de Pilates integran el movimiento a nivel global. Movilizando el cuerpo como un todo, lo que incluye también a las extremidades.
  4. Los principios te ayudan a estar presente y vivenciar el momento al enfocar tu atención en moverte correctamente, con control y no de manera automática.
  5. El uso de la respiración en sus distintas posibilidades, así como la movilidad de la caja torácica ayuda a liberar tensión, favorece el drenaje linfátcio y flexibiliza las zonas afectadas por la cicatriz.
  6. Pilates puede facilitar la reintroducción a la práctica deportiva habitual.
  7. Incrementa la fuerza muscular especialmente en la musculatura posterior a nivel torácico y escapular. Musculatura que queda muy debilitada tras la cirugía.
  8. El método Pilates incrementa la habilidad para desarrollar actividades cotidianas, al fortalecer la musculatura central. Esto, resulta imprescindible para los distintos movimientos y posiciones del día a día con facilidad.
  9. Pilates mejora la propiocepción  y el control corporal afectado tras la cirugía, ya que nervios y fibras musculares se han visto afectados por las incisiones de la cirugía.
  10. Pilates facilita el desarrollo del recto abdominal, músculo que se ve afectado en la mayoría de los casos tras la cirugía de reconstrucción.
  11. Se puede mejorar los problemas de incontinencia que aparecen en ocasiones en la menopausia. Algunos tratamientos contra el cáncer pueden adelantar la menopausia. Pilates ayuda al fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico y por lo tanto mejora las situaciones de incontinencia urinaria.
  12. Pilates puede a su vez quitar el foco atencional de la zona dañada y las limitaciones que supone para centrarse en lo que sí se puede hacer. La alumna puede observar todo el movimiento que su cuerpo es capaz de desarrollar y cómo ésto le hace sentirse mejor.

Pilates y cáncer de mama: una experiencia personal.

En realidad, encontrarme este libro en la biblioteca no fue la razón por la que me decidí a escribir esta entrada. Fue una casualidad porque la decisión estaba tomada. Pero escribir esa entrada no me correspondía a mí originalmente, sino a Soledad, compañera de la Comunidad Pilates, tambien instructora del metodo a la que, tras contarme su vivencia personal, me atreví a pedirle si querría contárnosla, ya que la considero de gran valor. Tanto para personas que padecen o han padecido la enfermedad, saben que tienen que hacer ejercicio y quieren dar el paso; como para nosotros los profesionales puesto que podemos aprender mucho de ello. De ahí que el post de hoy es sólo una introducción a la entrada de la semana próxima donde Soledad nos contará cómo el Método Pilates se convirtió en uno de sus aliados en la recuperación del cáncer de mama (puedes leerlo en este enlace)

Información de:   by

 

speak Your Mind